Emilia Clarke revela un secreto que guardó sobre su salud

Emilia Clarke revela un secreto que guardó sobre su salud




Pues Game Of Thrones de alguna forma u otra sigue siendo noticia y no es nada menos que sea en esta ocasión gracias a una de sus protagonistas. La actriz Emilia Clarke quien encarna a la valiente Daenerys Targaryen ha hecho una revelación que solamente pocos sabían.

La vimos crecer desde que su hermano la “cedió” como esposa a un salvaje desconocido solo a cambio de un ejército y hoy día, una de las grandes amenazas a King’s Landing bajo el dominio del clan Lannister, en definitiva, la historia y evolución de Daenerys Targaryen es una de admirar.

Pero más cercano a la vida real, la mujer que la encarna para nuestro deleite y entretenimiento a Daenerys lo es Emilia Clarke y con la cercanía del estreno de la temporada final del show basado en los libros de George R.R. Martin, A Song Of Ice And Fire, tal parece que se motivó a dejar de callar dos grandes sustos que vivió durante su carrera fílmica.

A través de una carta abierta en The New Yorker, Clarke afirmó que sobrevivió a dos rondas de cirugías cerebrales mientras filmaba las primeras temporadas de Game Of Thrones.

Ella describió los eventos como cosas que podrían haber terminado con su vida. Después de filmar la primera temporada de Juego de tronos, Clarke estaba haciendo ejercicio en un gimnasio cuando de repente se enfermó.

Llegué al baño, me puse de rodillas y me puse violenta, voluminosamente enferma. Mientras tanto, el dolor (disparar, apuñalar, constreñir el dolor) empeoraba. En algún nivel, sabía lo que estaba sucediendo: mi cerebro estaba dañado ... Para mantener mi memoria viva, traté de recordar, entre otras cosas, algunas líneas de Game Of Thrones.

Siguiendo resumiendo la misiva y después de ser llevada a la sala de emergencias, Clarke descubrió que había sufrido una hemorragia subaracnoidea: un accidente cerebrovascular potencialmente mortal causado por una hemorragia en el área alrededor de su cerebro. Tenía un aneurisma, un tipo del cual muchas víctimas mueren rápidamente. Luego se sometió a tres horas de cirugía a través de un enrollamiento endovascular mínimamente invasivo, que finalmente selló el aneurisma. Clarke describió el dolor después de esto como "insoportable".

Un mes después, luego de superar algunos problemas cognitivos, incluido un breve período de afasia que afectó su capacidad para hablar, dejó el hospital y tuvo entrevistas de prensa para atender y estaba programada para filmar la segunda temporada en un asunto de semanas.

Durante este período ella tomó sorbos de morfina entre las entrevistas y sufrió un dolor y una fatiga considerables. En ese momento pensaba cada minuto de cada día pensaba que iba a morir.

Un segundo aneurisma eventualmente creció y, después de rodar la tercera temporada, se sometió a otra ronda de cirugía mínimamente invasiva. Sin embargo, cuando se despertó, descubrió que el procedimiento había fallado y que necesitaría abrir su cráneo para una cirugía inmediata y más peligrosa.

Seis semanas después de la cirugía, el National Enquirer publicó una historia corta. Un reportero me preguntó sobre eso y lo negué.
En los años transcurridos desde mi segunda cirugía, me he curado más allá de mis esperanzas más irrazonables. Ahora estoy al cien por cien", dijo Clarke. "Hay algo gratificante, y más afortunado, de llegar al final de 'Tronos'. Estoy muy feliz de estar aquí para ver el final de esta historia y el comienzo de lo que venga después.

No sin antes terminar, la actriz afirma que contribuye a la organización SameYou, organizada a dar apoyo y asistencia a pacientes de enfermedades cerebrales y accidentes cardiovasculares.  

Publicar un comentario

0 Comentarios