Hackers que pusieron a sudar a Microsoft y Nintendo enfrentan la corte




Evidentemente, esta semana fue fuerte legalmente para Microsoft y Nintendo ya que se vio el caso de un hacker acusado de penetrar en sus respectivos servidores que no se suponían que fuera público, pero a la vez puso a la corte en una difícil posición.

Sucede que Zammis Clark y Thomas Hounsell asistieron a corte el día de ayer para responder a acusaciones sobre crimines digitales.

A Clark se le acusa de fue acusado de múltiples cargos de infracciones informáticas en una Corte de la Corona de Londres el jueves, y se declaró culpable de hackear las redes de Microsoft y Nintendo. Mientras que Hounsell al parecer continuó e l trabajo que comenzara Clark al menos del lado de Microsoft.

Según la acusación, Clark obtuvo acceso a un servidor de Microsoft el 24 de enero de 2017 con un nombre de usuario y contraseña internos, y luego cargó una inscripción por Shell vía la web para acceder a la red de Microsoft de forma remota durante al menos tres semanas. Clark luego subió programas adicionales que le permitieron buscar en la red de Microsoft, cargar archivos y descargar datos.

Se sabe que fueron uno 43,000 archivos a los que se tuvo acceso y fueron difundidos en redes privadas, incluyendo a usuarios entre Francia, Alemania y Emiratos Árabes Unidos. Muchos de los archivos eran parte de hasta 7,500 artículos que incluía código y fuentes de productos inclusos que no son de lanzamiento.

Por su parte, Nintendo acusó a Clark de acceder servidores de desarrollo de juegos altamente confidenciales. Estos servidores almacenan código de desarrollo para juegos inéditos, y Clark pudo robar 2,365 nombres de usuario y contraseñas hasta que Nintendo finalmente descubrió la brecha en mayo de 2018.

Nintendo calcula el costo de los daños ascienden a $1.8 millones y Microsoft previamente proporcionó al tribunal una estimación de alrededor de $ 2 millones en daños.

Se había revelado que Clark trabaja para una compañía de seguridad lógica y había sido acusado por la policía británica anteriormente por el hackeo a la tecnológica Vtech en el 2015, robando información incluyendo de niños.

En el caso de Thomas Hounsell, fue una de las personas identificadas en lograr acceso a la información de Microsoft que Clark había robado originalmente y también en un periodo de 17 días, hizo también de las suyas accediendo ilegalmente a servidores de Microsoft.

Lo que ha puesto un poco de peso al juez, es la defensa de Clark en particular, no son tímidos admitiendo que no es la primera vez que el acusado tiene los mismos problemas, pero le atribuyen a su condición de autismo y que es aparentemente un riesgo para sí mismo y presos de este ser llevado a prisión.

Al parecer la petición de los padres de Clark, que considere que su comportamiento errático de no entender la gravedad de sus acciones es parte de su proceso de rehabilitación y hubo una promesa de los padres que Clark estará siendo vigilado constantemente.

Con esto y al parecer, un toallazo para Hounsel también, el juez Alexander Milne declaro a Clark a una sentenció de 15 meses de prisión, suspendido por 18 meses. También se otorgó una Orden de Prevención de Delitos Graves por un período de cinco años, que conlleva una multa ilimitada y hasta cinco años de prisión en caso de incumplimiento.

Mientras que para Hounsell fue sentenciado a seis meses de prisión, suspendido por 18 meses y 100 horas de servicio comunitario.

En arroz y habichuelas, con la promesa de que durante el tiempo de las sentencias suspendidas, los hackers NO estarán hiendo físicamente a prisión pero están a un pie adentro con tan solo algo que les incrimine nuevamente.

Vía The Verge

Publicar un comentario

0 Comentarios