Informe asegura que Tesla patrocinó hackeo a empleado

Informe asegura que Tesla patrocinó hackeo a empleado



Siendo no suficiente su reporte sobre maneras en el cual elementos de redes y servidores son interceptados para ser hackeados, Bloomberg nuevamente dedica editorial en el mundo tecnológico, pero esta vez se trata de Tesla.

Y no, no se trata de una historia positiva puesto que el rotativo afirma que un antiguo empleado de la empresa de Elon Musk fue víctima de hackers y que fue gente allegada al magnate y tecnólogo irónicamente.

Los investigadores de Tesla que fueron contratados personalmente por Elon Musk supuestamente hackearon el teléfono de un empleado, espiaron sus mensajes e incluso engañaron a la policía sobre un posible tiroteo en masa, según Sean Gouthro, ex gerente de seguridad de Nevada Gigafactory de la compañía.

La movida aparentemente es que el empleado había sido identificado como una fuente de filtraciones de información y es la manera como la que Musk aparentemente, estaría respondiendo a todo aquel que quiera filtrar información a la prensa.

Se trata de Martin Tripp, un empleado de una subsidiaria de Tesla y que afirman fue la persona que tiró al medio que la empresa tomó como alternativa desperdiciar cantidades absurda de material en crudo para avanzar con la producción del Tesla Model 3.

Se dice que la situación fue algo que Elon Musk disgustó bastante y estuvo molesto por ello durante semanas y eso data de Junio del 2018.

Para Musk, Tripp aceptó sobornos de la prensa para dar detalles, algo que este negó pero admitió sin haber filtrado la información como algo que debía ser correcto, aun así fue interrogado directamente por Elon Musk.

La situación fue tal que hoy día Martin Tripp está en Europa simplemente para dejar la situación atrás y evitar más escándalos.

Lo peor es que el grupo de investigadores de Musk, instaló soluciones que permite el monitorear mensajes privados dentro de las instalaciones de Tesla o de afiliados y subsidiarias, algo que ha puesto un poco de tensión entre empleados.

Cinco días después del interrogatorio final, Tesla finalmente despide a Tripp y tuvo a los investigadores siguiéndolo puesto que temieron que el ex empleado regresara a tomar represalias como dispararle a la gente.

Por otra parte, Sean Gouthro afirma que el mismo equipo de investigación de Musk, hizo espionaje en una reunión de la unión de empleados y Musk aprovechó para amenazar con publicar lo que se discutió

Empleomanía algarete


Además, el editorial afirma que hay cierto caos en las líneas de producción dentro de Tesla Model 3 con empleados prácticamente filtrando y utilizando drogas en los baños y en partes no usadas de las fabricas se ha sabido de empleados teniendo relaciones sexuales y todo esto sin que tenga mayores repercusiones.

Tesla se defiende


Obviamente con un editorial lanzado el lunes, dio tiempo para que la empresa se expresara sobe el mismo y afirma que Sean Gouthro miente y que está buscando la atención, pero revelaron que se trata de un ex empleado despedido por pobre desempeño y que sus mayores faltas fue no entender las prioridades de seguridad de la empresa.

Publicar un comentario

0 Comentarios