Sony continúa teniendo a Xperia como su talón de Aquiles - GeekZus

Sony continúa teniendo a Xperia como su talón de Aquiles




No buen fin de semana lo pasaron los ejecutivos de la gigante japonesa Sony, quienes cerraron la semana pasada mencionando sus resultados financieros y siendo su división móvil la que está preocupando en estos momentos.

Sony anunció sus resultados del Q4 2018 o para ellos su cierre de año fiscal 2017-18 y para el último trimestre logró ingresos de $19.29 billones con ganancias netas de 7.5 billones de dólares, siendo ambos positivos del 9% y un impresionante 273% respectivamente comparando con el año fiscal 2017-2018.

Para el año fiscal en general, la empresa logro$78.140 billones y 8.06 billones de dólares respectivamente en ingresos y ganancias representando ambos positivos de 1% y 22% en comparación del año pasado.

En cuanto a los positivos, Playstation y el ala de juegos estuvieron en acorde crecimiento al igual que el negocio de Exmor y sensores de cámaras, aunque este no tuvo ganancias significativas si se compara con el año pasado.

Lamentablemente los negativos son todo lo que tenga que ver con manejo de foto y música, pero el negativo más preocupante es Xperia y la división móvil.

El negocio móvil tuvo una considerable perdida de 41.1 millones en ganancias negativas para la empresa y súmenle a que a comparación del año pasado, hubo 7 millones de equipos Xperia que NO se vendieron.

Con esto, Sony sugiere que se espera que las ventas alcancen la marca de 6.5 millones de unidades para 2018. Eso representaría una caída del 50% en las ventas en comparación con 2017, y solo representaría una sexta parte de las ventas que la compañía habría realizado hace solo cinco años.

Esto naturalmente reaviva los rumores de que la consolidación de negocios que no está dando frutos con los que sí continúe y sobre todo, que vengan.

Desde hace un tiempo viene sonando que Xperia y el negocio de móviles estará achicándose y posiblemente hasta el 2020, vendría una ola de cesantías que pudieran afectar unas 2,000 plazas que quedarían congeladas.