Un breve histórico detrás de Marvel no ser dueño de producir películas 100%

Un breve histórico detrás de Marvel no ser dueño de producir películas 100%




Ha sido las cosas que más ha incomodado a los fanáticos de la empresa Marvel o una vez conocida con Marvel Comics, de verla incapaz de tener el completo control de sus personajes, al menos en cuanto a producir películas se refiere.

Pero una cosa es ser la empresa con quien se cobija el derecho de autor y creación y OTRA COSA es de tu poder hacer películas si no llegaste a un acuerdo previo.

La situación actual de Marvel (representado por su dueña The Walt Disney Company) y Sony ha motivado a que el tema sea revisitado y pues el que no sabía que los negocios que se mencionará se hicieron y se podía hacer, ha dejado a Marvel en esta peculiar situación.

Aquí trataré de explicar en arroz y habichuelas sobre los inicios de Marvel en el cine, que no fue PARA NADA COMODO y porque prácticamente tenemos varios universos si Marvel es quien CREO A TODOS los personajes que hemos visto en el cine y en la televisión.

Pues la respuesta es una de trasfondo y no es de estos tiempos y es más bien desde que Marvel ganó tanta popularidad que ya era viable hacer series de televisión en décadas atrás.

Estratégicamente, Marvel había fundado su subsidiaria Marvel Entertainment Group luego en los años 70 luego del empuje de la época dorada de los comics y se vio en buena posición de traer a personajes populares en producciones de cine y de televisión.

De aquí comenzó el inicio de perder el control, cuando la MEG, decide en vez de tratar de hace producciones orgánicas, comienza a ceder licenciamientos para producciones de Fantastic Four, X-Men, Daredevil, Hulk, Silver Surfer y Iron Man, pero la franquicia que realmente catapultó para que la cosa fuera viable (y en ese momento era el buen sabor que buscaba Marvel), lo fue con Spider-Man y muchos recordarán la serie de Hulk con Bill Bixby como Bruce Banner y Luo Ferrigno como Hulk.

Desde entonces damos un salto a los noventas, donde Marvel retomaría en hacer series animadas de varios de sus personajes haciendo que Marvel Entertainment Group se convirtiera en New World Animation en 1993 y haciendo una marca de Marvel Films, siendo irónicamente The Incredible Hulk y The Amazing Spider-Man sus únicas producciones orgánicas.

Saban en alianza con Fox Kids harían X-Men, Fantastic Four, Iron Man y que los mismos contarían con cruces y héroes invitados que no fueron un fracaso, pero de nuevo, marca la tendencia de Marvel en buscar licenciar producciones en vez de cargar con las producciones orgánicamente.

Pero todo cambiaria y marcaria para siempre a Marvel…


En 1996, Marvel se vio obligado a declararse en bancarrota por el Capítulo 11 después de que la industria del cómic comenzó a colapsar en los años 90. Después de las tensas batallas legales y las luchas para pagar a los acreedores, la compañía fue rescatada en 1997 y fusionada con Toy Biz de Isaac Perlmutter, quien ya se estaba involucrando en las producciones para la televisión.

Como manera de recuperarse y todavía con la incertidumbre de que el rescate de igual manera terminaría siendo eso o una extensión a la vida… Marvel subastó los derechos cinematográficos de algunos de sus personajes más preciados. Spider-Man fue a Sony, Hulk fue a Paramount y 21st Century Fox compró los derechos de Daredevil, X-Men y Fantastic Four.

DE aquí veríamos la colecciones de películas que marcaron el inicio de la década del 2000, pero Marvel internamente estaba deseoso de que fueran lo suficientemente autosuficiente para también manejar producciones sin necesidad de recurrir a estudios externos.

Este fue un proyecto importante para Kevin Fiege, quien se mostró confiado que la industria de juguetes pudiera dar con la clave de quien pudiera ser la película y dentro de las encuestas, Iron Man era el juguete popular dentro de Marvel y quien pudiera de igual manera ser llamativo para que los niños le den con jugar.

Sin cederle enteramente la licencia, la ahora Marvel Studios delegó la distribución de Iron Man a Paramount Pictures y ya quien haría de Tony Stark había causado gran furor en la segunda mitad de la década pasada, pues antes de Robert Downey Jr., se escuchaba tanto a Leonardo DiCaprio y a Tom Cruise.

El éxito de Iron Man llamó la atención de Disney, que compró Marvel por $ 4 mil millones en 2009. La adquisición le dio a Marvel la plataforma y el bolsillo para perseguir el audaz proyecto cruzado de múltiples superhéroes y múltiples películas que comenzó desde la primera entrada de Avengers.

Con todo y eso, si se pudiera decir esto como “daño”, ya está hecho, aunque algunos como Dardevil y Hulk fueron revendidos a Marvel y mientras que indirectamente X-Men y su universo regresaron gracias a que Disney compró a los estudios de la 20th Century Fox, pero en realidad, Sony ha dado bastante resistencia de revenderle los derechos de Spider-Man.

Incluso, muchos pensaron que la caída de la segunda película de The Amazing Spider-Man con Richard Garfield como Peter Parker hubiera motivado a esto, pero es que Spider-Man es Spider-Man y Spider-verse fue un éxito que convenció a Sony de hacerse el difícil.

Obviamente hay más dentro de esta historia, pero es el macro de manera resumida para que no lleguemos a las cosas que fueron obvias, como el tiempo reciente favoreció a Marvel, incluso de que franquicias como Ant-Man y Guardians Of The Galaxy revivieran gracias a sus películas.

Publicar un comentario

0 Comentarios