Se asegura que el futuro de Sprint es incierto - GeekZus

Se asegura que el futuro de Sprint es incierto




Tal parece que la cosa por ahora no pinta bien para el juicio en la corte del distrito de Nueva York de 13 fiscales estatales contra T-Mobile para evitar que esta compre y se fusione con Sprint y es que el caso ha tirado fuertes cartuchos.

En resumen, los testigos de los fiscales fueron economistas que analizaron la fusión de arriba abajo y entienden de que T-Mobile no podrá cumplir con su promesa de no distorsionar costos dentro de los próximos tres años.

Lo peor de todo, se indicó que esto pudiera provocar que T-Mobile la competencia (refiriéndose a AT&T y Verizon) pudieran incrementar precios ascendentes a un global de 8.7 billones de dólares, 4.6 solamente de T-Mobile.

Esto da peso a la deposición inicial donde se descubrió que Sprint tenia dudas si los precios se podían mantener porque era posible que al cliente le costaría $5 más a su factura mensual de ocurrir la fusión.

También esta semana testificó el presidente de la junta de Deutsche Telekom, empresa madre de T-Mobile, donde este contrarrestó el sentimiento de que la fusión estrangularía la compendia, quitaría opciones al consumidor y, sobre todo, de que habrá incremento de costo.

También se discutió las posibilidades de que Sprint pueda subsistir si es que la compraventa se cancele y todo parece indicar que, en el mejor escenario, la empresa tendrá un arduo camino para poder levantarse, pero no estará “en peligro de desaparecer” como se ha mencionado tanto por la ella misma y la empresa magenta.

Según los números del economista de la Universidad de California, Carl Shapiro, Sprint en el macro no ha perdido tanto espacio del mercado.

Para ir a favor de T-Mobile y Sprint, testificó en estos días Jay Bluhm quien funge como actual jefe de ingeniería de Sprint, indicó que la realidad no es como lo pintan los testigos de los fiscales y parece dar a insistir que para el futuro de Sprint es necesario.

Se escucha que John Legere teme en consecuencias de que no se dé la fusión


Está la noción que se quiere terminar de ventilar el caso antes de navidad, pero internamente en Sprint se ha escuchado que no han sido días fáciles para el CEO de T-Mobile John Legere.

Es raro escuchar a John Legere estar tenso con alguna situación relacionada con T-Mobile pues normalmente sus movidas son calculadas pero según fuentes de USA Today, tal parecer que el CEO le preocupa las consecuencias de que todo se vaya abajo.

Legere alegadamente mencionó que cree que la empresa se podría verse obligado a aumentar los precios de los servicios inalámbricos en un futuro no muy lejano para ralentizar el crecimiento de los usuarios y aliviar el estrés de la red si el acuerdo finalmente fracasa.

En otras palabras, Legere está (nuevamente) argumentando que T-Mobile necesita tanto el espectro de Sprint como el último necesita el dinero del primero para sobrevivir en el panorama inalámbrico dominado por Verizon y AT&T.