Investigación de más de una década en contra de Microsoft tiene importante novedad - GeekZus

Investigación de más de una década en contra de Microsoft tiene importante novedad




Una sorpresa del mundo de la tecnología y relacionado a Puerto Rico resultó ser nuevamente Microsoft y hace unos meses nos enteramos de que la Junta de Control Fiscal habíaprotestado un contrato multimillonario del cual se exigía que la empresa devuélvala parcialmente el pago que se le hizo.

Hoy en 2020 al parecer la cosa no terminó ahí y aunque realmente no existe la Sección 936 ni Puerto Ricio es “oficialmente” un paraíso fiscal, hay quienes piensan que están los mecanismos y al parecer, Microsoft se aprovechó de ello.

La prensa está reseñada que el IRS está investigando si Microsoft transfirió $39 billones en ganancias de los Estados Unidos a Puerto Rico para recibir una tasa impositiva de casi cero por ciento, virtualmente, evitando impuestos y esta investigación ha transcurrido a lo largo de la década pasada.

Irónicamente, esto daría fuerza a que el Departamento del Tesoro obligue al gobierno de Puerto Rico a que haga nula la Ley 20 y 22 del 2012, donde proporcionar incentivos a individuales que NO hayan sido residentes de Puerto Rico por los últimos 15 años, para convertirse en residentes de Puerto Rico. Para fomentar el traslado de dichos individuales a Puerto Rico, las leyes eximen completamente los impuestos de ingresos de Puerto Rico de sus ingresos pasivos, el cual puede consistir en intereses, dividendos y ganancias del capital.

Esto incluyó empresas y la justificación de dichas leyes era para promover la inmigración de personas de alto patrimonio neto a la isla con la esperanza de que esas personas inviertan en la economía local.
Para encender el interés de estos nuevos inversores, la Ley 22 establece una exención total de los impuestos sobre la renta de Puerto Rico sobre todos los ingresos pasivos obtenidos o acumulados después de que el individuo establezca su residencia.

Desde día uno las leyes han estado en el ojo del Congreso y ahora con la Administración Trump es que se encomendó que la ley fuera ya eliminada, pero el Tesoro encomendó un informe de sobre las alternativas que tendría Puerto Rico y como sustituirla sin que esto se vea como una oportunidad de evitar legalmente impuesto, puesto que el gobierno local justifica necesaria las leyes pues representa un 20% de los ingresos netos del Departamento de Hacienda local.

Mientras y regresando a el caso de Microsoft, el juez Federal Ricardo Martínez de la corte de Washington, le ha ordenado que entregue documentos clave dentro de los próximos siete días, un disparo en el brazo para una auditoría expansiva del IRS que se ha prolongado durante más de 12 años. la empresa había tratado de ocultar los documentos relevantes en su caso particular, argumentando que deberían permanecer confidenciales.

Pero el juez declaró que casi ninguno de los más de 100 documentos está protegido.

Todo el lio continuó (a tres años del juez Martínez de manejar la investigación) luego que se diera a conocer sobre la redacción y publicación de una investigación de ProPublica y Fortune y dicho artículo, Microsoft acusa que es la base de la determinación del juez, donde contiene información limitada y no valida el historial de impuestos de la empresa.

Veremos como se desarrolla esto, pero no pinta bien ni para Microsoft ni para los que defienden las mencionadas leyes en la isla.