Bungie y Activision fue una mala química desde el principio - GeekZus

Bungie y Activision fue una mala química desde el principio



Todos sabemos que el poderío de Activision es innegable en estos días y gracias a esto, tuvimos un Bungie que pudo hacer su primer juego independiente de Microsoft y recuperar su completa autonomía, pero al final fue mejor que ambos partieran por rumbos distintos.


Con esto secunda Marty O'Donnell, antiguo jefe de sonido y ex miembro de la junta directiva de Bungie y que en entrevista con HiddenXperia confirmó que la relación entre Bungie y Activision fue generalmente mala.


Esto fue a la reacción que tuvo cuando se enteró que Bungie había retirado la exclusividad de publicar Destiny a Activision y que ahora sería la propia Bungie que sería desarrollador y publicador, un estatus que son pocas las empresas que pueden lucir en estos días.



Para O’Donnell fue más bien algo que se veía en el horizonte, a pesar que Activision fue lo que salvó a Bungie de tener que regresar a ser estudio de Microsoft y que el acuerdo permitía que Bungie se mantuviera con los derechos de autor y conceptuales de Destiny, algo que no pudo lograr con Halo luego de su separación con Microsoft.


Pero después de eso, no fue “peaches & cream” con Activision, pues la también dueña de los estudios de desarrollo de Call Of Duty y Blizzard comenzó a hacer exigencias que distorsionan el ambiente del juego.


Muchos mencionan que el rocoso año 1 de Destiny 2 fue a causa del enfoque de monetización empujado por Activision, más que balancear y enriquecer la experiencia como era lo que Bungie siempre tuvo de énfasis.


El ex ejecutivo de Bungie ya es conocido por haber demandado al estudio por despido injustificado porque este resultó ser uno de los fuertes detractores a las malas decisiones de Activision y su influencia como publicador de Destiny permitió su despido en el desarrollo del juego.


Una corte falló a su favor y aunque no ha regresado a trabajar de lleno, mantiene acciones en Bungie.