Valve cierra Enero 2021 con dos grandes demandas



Steam ha sido el líder de tiendas de juegos luego que Valve probara que era viable poder distribuir juegos sin necesariamente depender de un medio físico y por ende, ayudar a la desaparición de los CD-ROMs y DVD-ROMs para instalar juegos de computadoras.

A pesar que ya no domina ampliamente debido a que algunos publicadores insisten en tener sus propios lanzadores con tiendas integradas y por otro lado Epic Games, esto no lo hace a prueba de demandas y fiscalización.


Sucede que esta semana Valve tiene dos citas en los tribunales y comencemos a hablar de la primera demanda.


Establecida a mediados de semana, Valve fue demandado por una empresa llamada SCUF y en el pliego acusatorio, indica que la empresa responsablemente se comunicó con Valve cuando esta tenía intención de mercadear su propio control o el famoso Steam Controller, este violentaba unas patentes que Valve no consultó con ellos.


Según la empresa, fue el propio CEO de SCUF, Duncan Ironmonger,  que habló con directivos presentes en CES 2014 cuando el prototipo del Steam Controller había sido presentado y que luego en Marzo del 2014 les envió una carta indicando que en efecto, los controles toman pasos de su patente.


La patente es cuestión de un diseño de paletas de control traseras que SCUF había patentado en el 2013.


Por su puesto, la respuesta del equipo legal de Valve se defendió indicando que SCUF quiere llevar un juicio a base de una realidad alterna porque SCUF tendrá como evidencia esquemáticos y descripciones alteradas para que se parezcan al Steam Controller, que dejó de venderse a finales del 2019.


¿Valve abusa de los precios de juegos?


Y de Washington (donde toma lugar la demanda mencionada anteriormente), nos vamos a la corte de Ohio donde un bufete legal llamado Vorys Sater, capitanea una demanda de clase donde se acusa a Valve de obligar a publicadores en dejar juegos a precio regular en todas las plataformas al momento que la versión de PC llegue a Steam.


En las demandas se afirma que la cláusula de Valve sobre "naciones más favorecidas" en su Acuerdo de distribución de Steam obliga a los desarrolladores a aceptar que el precio de un juego de PC en la plataforma Steam será el mismo precio que los desarrolladores de juegos venden sus juegos de PC en otras plataformas. 


Los abogados señalan que Valve está abusando con esa cláusula porque dificulta que otras plataformas incluidas GOG, Epic Games Store, itch.io y Microsoft Store, compitan contra Steam y a su vez provoca retraso en la innovación porque crea una barrera artificial para poder transferir distintas versiones a otras tiendas.


Los abogados van más allá de que si esta cláusula no existiera, estaríamos en un escenario donde un nuevo participante puede beneficiar a los consumidores al rebajar los precios del titular.


Por ahora no ha habido una reacción de parte de Valve en este caso, pero realmente este año promete legalmente para Valve.


Fuente: The Hollywood Reporter | Vía Gamespot

Publicar un comentario

0 Comentarios